Jueves 24/07/2014 | Actualizado 1:08 h

Cañete dejará a 800.000 trabajadores agrícolas sin representación en las negociaciaciones del campo

Olatz Ruiz / Sevilla / 11 nov 2013 3
Un grupo de jornaleros en una finca de El Saucejo. // M.S.Un grupo de jornaleros en una finca de El Saucejo. // M.S.

Del anteproyecto de Ley sobre Representatitividad Agraria que estudia actualmente el Consejo de Ministros se desprende la futura ausencia de los representantes de los trabajadores del Consejo Asesor Agrario que quedará nuevamente configurado cuando se celebren las elecciones en el campo que el ministro de Agricultura ha planificado convocar el año próximo en toda España. Tampoco se prevé la creación de ningún Consejo Agroalimentario específico, como existe en la actualidad, cuando entre en vigor la nueva norma una vez supere todos los trámites parlamentarios.

Nada menos que 800.000 trabajadores quedarían al margen de la interlocuión con el Ministerio de Agricultura, según denuncian UGT y CCOO, que hasta ahora han estado presentes en algunas mesas de diálogo. Desde las federaciones agroalimentarias de ambas centrales sindicales se ha exigido su presencia en la futura constitución del Consejo Asesor Agrario, una vez se complete el proceso de elecciones en el campo, que sólo afecta a las organizaciones agrarias de los empresarios agrícolas.

Este consejo tendrá entre otras funciones la de informar sobre los proyectos normativos en materia de agricultura y desarrollo rural que sean sometidos a su consideración, así­ como conocer e informar sobre las medidas de la polí­tica agrí­cola común (PAC), la evolución de la situación social y económica del sector agrario, las relativas a la fiscalidad de las explotaciones, los seguros, la legislación laboral, la normativa sobre Seguridad Social y financiación, entre otros temas,un debate del que los sindicatos quedarían excluidos.

El consejo asesor también tendrá entre sus competencias formular  recomendaciones para la adopción de aquellas medidas que se consideren necesarias para la mejora de la calidad de vida del sector agrario. “Desde que ha llegado Arias Cañete, el Consejo Agroalimentario que aún está vigente nunca se ha reunido”, explica José Gallo, portavoz de la Federación Agroalimentaria de CCOO. En opinión del sindicato, el ministro prefiere mantener exclusivamente en las mesas de negociación a los representantes de las Organizaciones Profesionales Agrarias, organizaciones patronales de grandes y pequeños agricultores, que representan a unos 300.000 agricultores a nivel nacional, desdeñando a los 800.000 que trabajan en las explotaciones agrarias y en la transformación agroalimentaria.

Además, esta nueva configuración de la representación ministerial supone que los sindicatos dejarán de tener acceso a programas y ayudas de formación agraria. Para los sindicatos los planes del ministro incumplen todas las directivas comunitarias, por lo que están dispuestos a agotar todas las vías.

SIN SITIO EN LA PAC

Tanto CCOO como UGT ya denunciaron en su momento la marginación, por parte del Ministerio de Agricultura, de los representantes de los trabajadores en el debate sobre la aplicación de la nueva PAC. Los sindicatos se entrevistaron hace meses con el Ministerio, representado por la secretaria general, Isabel Garcí­a Tejerina, y Fernando Miranda, director general del Fondo Español de Garantí­a Agraria (FEGA). Allí plantearon que “una vez más se pierde la oportunidad de lograr una PAC con criterios más sociales” a la vez que anunciaban que seguirán trabajando para exigir que se contemplen estas medidas en los programas operativos nacionales, aprovechando los amplios márgenes que los Reglamentos conceden a los Estados miembros.

También aprovecharon los sindicalistas para reclamar su presencia en el futuro Consejo Asesor Agrario, al constatar que los últimos borradores del proyecto no atienden a esta reivindicación y mostraron sus discrepancias por la falta de consultas del Ministerio con los sindicatos, antes de tomar los acuerdos en la Conferencia Sectorial de Agricultura en materia de desarrollo del acuerdo europeo sobre la PAC 2014-2020 en España.

Para las centrales mayoritarias resulta inadmisible que la secretaria del Ministerio de Agricultura ponga en duda la legitimidad de los sindicatos representativos de los trabajadores asalariados agroalimentarios por cuenta ajena, a la hora de concretar en España los acuerdos polí­ticos alcanzados a nivel europeo en materia de la PAC.

Entre los aspectos sociales de la política agraria común en la que los sindicatos consideran que tienen algo que aportar están los elementos de condicionalidad de las ayudas, como el mantenimiento y creación de empleo estable en calidad y cantidad, respeto a las normas nacionales y comunitarias en materia de Seguridad e Higiene en el trabajo, polí­ticas de Formación Profesional para la mejora y cualificación profesional y criterios de desarrollo rural.

Los sindicatos no sólo quieren estar presentes en el debate de la PAC sino también en el de otras cuestiones como  el establecimiento de  mecanismos ante crisis alimentarias que protejan también a los asalariados del sector agroalimentario.

  • cecilio gordillo

    Bueno, una parte importantisima de los trabajadores del campo (los jornaleros concretamente) no tienen representantes sindicales directos ya que ellos no participan en ningún proceso electoral. Los que dicen representarlos (CCOO y UGT) lo hacen por su “representatividad” en el MUNDO DEL TRABAJO. Esto es lo que algnos entieden por “democracia representantiva via Decreto”. Jajaja

    Cecilio Gordillo. CGT.A

  • Tomas Parra

    que negreros son los del PP, no quieren trabajado
    res sino esclavos

  • Mike

    Y yo me pregunto ¿volverían a votar al PP esos 800000 currantes del campo?
    No tiene por donde cogerse la última encuesta del CIS.